Martí-Aguilar

Image

Las uvas de Martí-Aguilar proceden de dos viñedos: El Cortijo de La Fresneda a 850 m de altitud en la Sierra de Camarolos de 4,5 Ha de viñas plantadas hace 11 años y El Lagar de Vadillo con 3 Has de viñas a 900 m de altitud plantadas hace 30 años en el Cerro del Moro de Los Montes de Málaga. Esta última está dedicada también al cultivo de la Pedro Ximenez. Ambos son viñedos de secano en espaldera y en pendiente, que es especialmente pronunciada en Cerro del Moro (46%). La proximidad al mar Mediterráneo de estas viñas marca claramente el carácter de este vino.

  • D.O: SIERRAS DE MALAGA

  • Cosecha: 2019
  • Tipo: Blanco
  • Variedad:

    60% PETIT VERDOT, 20% SYRAH, 20% TEMPRANILLO

  • Alc: 14º
  • Presentación: Botella bordelesa 750 ml cierre con corcho natural One by One en caja de madera de 6 botellas tumbadas. Encapsulado manual con cera.

DESCARGAR FICHA (Añada 2016)

DESCARGAR FOTO

Con la desaparición de la mayoría de variedades tintas por causa de la filoxera a finales del s. XIX, quedó como variedad autóctona tinta solo la uva Rome, muy escasa y que se utiliza, tradicionalmente, para dar color a los vinos blancos.
A principios de los años 90 del pasado siglo, a iniciativa de la Junta de Andalucía, se empiezan a plantar variedades tintas en un intento de recuperar algo de las elaboraciones tintas que había antes de la filoxera. Las variedades se eligen según la mejor adaptación a los distintos suelos y microclimas: así la Petit Verdot, Syrah, Tempranillo y Cabernet Sauvignon son las variedades elegidas para Los Montes de Málaga y la Sierra de Camarolos.

Nota de cata:

Color rojo rubí, limpio y brillante con una capa de media intensidad. En nariz recuerdos florales a violetas y fruta roja y negra madura muy viva que nos marca su juventud, en movimiento aparecen notas balsámicas, recuerdos a mentol y ligeras notas torrefactas y especiadas muy sutiles que le aportan una gran complejidad aromática; nariz muy viva y fresca aun joven, con un largo potencial de evolución.
En boca es fresco, seco en su entrada con un paso vivo con muy buena acidez y sabores frutales de alta intensidad, muy jugoso. Taninos moderados y pulidos, cuerpo medio y un final largo, en el que nos recuerda a esa mezcla de frutas maduras, flores y especias.