La Ola del melillero

Image

La Ola del melillero está elaborada, principalmente, a partir de uva Pedro Ximenez de los Montes de Málaga. Proviene de siete pequeñas parcelas entre 30 y 100 años de antigüedad, en el municipio de Málaga. La uva de La Ola del Melillero se cosecha a mano en cajas de 10Kg con ayuda de mulas y se traslada desde el viñedo en transporte refrigerado. Un 40% está ferementado en barrica de roble francés nueva y el resto en depósitos de acero inoxidable a temperatura controlada. Crianza sobre lías durante 8 meses. Alc. 13,5%.

  • D.O: Sierras de Málaga
  • Cosecha: 2017
  • Tipo: Blanco
  • Variedad: Pedro Ximenez 70% y Moscatel 30%
  • Producción: 20.000 Botellas
  • Presentación: 12 bot x 750 ml

DESCARGAR FICHA (Añada 2017)
DESCARGAR FICHA (Añada 2015)

DESCARGAR FOTO

La Ola del Melillero fue el primer lanzamiento de la Bodega Victoria Ordoñez en junio de 2016. Algo completamente diferente a lo que podemos encontrar en el mercado. Se trata de un vino blanco seco, tranquilo, elaborado principalmente con la varidedad Pedro Ximenez (70%) procedente de la zona vinícola Montes de Málaga y ensamblada con la moscatel de la Axarquía (30%).

Nota de cata:

Color amarillo pajizo brillante. Tiene una nariz delicada de flores blancas que ya sugiere frescura. En boca presente una acidez muy integrada con la fruta, equilibrio y, a la vez, complejidad, redondez y untuosidad procedente de la fermentación y crianza en barrica y el contacto con las lías finas. Un toque de amargor final nos recuerda la presencia de la moscatel. En definitiva, reune la elegancia y el frescor de la Pedro Ximenez con la golosura y la franqueza de la moscatel. Servido bien frío es ideal para acompañar pescados y mariscos, arroces, verduras y carnes blancas.

Historia de su etiqueta:

La Ola del Melillero hace referencia a un fenómeno que se registra en las playas urbanas de Málaga y que consiste een la subida repentina y efímera del nivel del mar, producido por las olas que causan la aproximación y frenada del buque de alta velocidad que realiza la ruta marítima Málaga – Meilla. Este barco se conoce popularmente como «El Melillero». En la Ola del Melillero se ha cuidado al máximo tanto la imagen como el diseño. La botella es bordelesa, sencilla, elegante, alta y esbelta. La etiqueta es de estilo vintege y representa a una bañista del siglo XIX sorprendida por esa ola inesperada. Con este diseño, VIctoria Ordoñez ha querido trasladar al consumidor a los balnearios malagueños del siglo XIX, interpretando como sería en aquel tiempo la llegada de la ola del Melillero.

Una época también de esplendor de los vinos de Málaga y de la variedad Pedro Ximenez hasta su decrive en 1878 con la llegada de la filoxera. Ahora, Victoria Ordoñez recupera la gloria de aquellos caldos. De su mano vuelve la esencia del vino malagueño, al igual que cada tarde regresa La Ola del Melillero.

Image